Marina Molviedro, una promesa con tan solo 17 años.